Imagen de "cartón-piedra" de la cual se desconoce tanto su autoría como su año de creación, pero dado el material en el que está confeccionado, se piensa que puede tener su origen en la primera mitad del siglo XVII.

Se trata de una talla de grandes dimensiones anatómicas para la época a la que pertenece.

Existe la posibilidad de que se tratase del titular de la extinguida Hermandad de la Vera-Cruz de Espartinas, aunque no está contrastado documentalmente.

El Stmo. Cristo de la Sangre ha sido objeto de tres restauraciones datadas.

La primera de ellas tuvo lugar en noviembre de 1976, y fue a manos de D. Ángel de la Feria.Dicha restauración consistió en poner a la imagen una estructura interior de madera para una mejor sujección de piernas y brazos.También se le realizó una nueva encarnadura general así como arreglos generales en la cruz de la que pende.

En el año 1984, Ángel de la Feria (hijo), actuó sobre los daños que sufrió la Imagen en los pies al subirlo a su paso procesional, sólo días antes de realizar la estación de penitencia.

En el año 2011-2012 Doña Fuensanta de la Paz Calatrava y D. Antonio García Guerrero actuarón sobre la imagen recuperándole los pies los cuales se encontraban totalmente deformados así como actuando sobre todos los problemas que presentaba la sagrada Imagen.